Tapa de Cilindros

La tapa de cilindros (también denominada Culata de Cilindros según la región) es la pieza que es fijada al bloque del motor y donde son instaladas las válvulas, piezas de carburación o inyección.

Generalmente es desmontable y se coloca firmemente mediante pernos o espárragos sobre el bloque del motor, colocándose entre ambos una junta (denominada "junta de tapa de cilindros" o "empaque de la culata") para impermebealizar la unión y evitar pérdidas.

La construcción de la tapa de cilindros suele hacerse con aluminio o aleaciones ligeras, dejándose en el interior aberturas comunicadas con las camisas de agua.

Posee diferentes propiedades, muchas de ellas presentes también en el mismo bloque del motor, para soportar la presión de los gases resultantes de la combustión, disipación del calor, propiedades anticorrosivas y una dilatación igual al bloque de cilindros.

La tapa de cilindros también posee puequeños huecos para formar con las coronas de los pistones las cámaras de combustión, ubicándose cerca de éstas los asientos de las válvulas y aberturas para las bujías.



Articulos relacionados:

Cilindros





MecanicaFacil.info