Bomba de Agua

La bomba de agua forma parte del sistema de refrigeración y su finalidad es mantener la circulación necesaria del líquido refrigerante y mantener así el motor en los niveles recomendados de temperatura.

El cuerpo o carcaza de la bomba está construído en aluminio o fundición, e internamente se destaca la presencia de un rotor con álabes rectos o curvados, que constituyen el impulsor del líquido.

El líquido refrigerante es enviado así al bloque del motor donde es necesario reducir el elevado calor generado en el interior de los cilindros, gracias al giro de la bomba que generalmente es movida por una correa que recibe el movimiento del mismo cigueñal.

El movimiento del impulsor de la bomba de agua genera que el líquido refrigerante que cae en él sea disparado gracias a la fuerza centrífuga circulando así hacia el bloque de cilindro para volver luego al radiador o a la bomba de agua, dependiendo si el termostato esta abierto o cerrado.

Es importante destacar la mutua colaboración entre la bomba de agua y el termostato en el ciclo de circulación del agua, ya que el motor debe funcionar a una determinada temperatura ni muy caliente ni excesivamente frío, es por eso que el termostato corta el pasaje de agua hasta que se alcanze su temperatura óptima.
Una temperatura alta inadecuada puede llegar a derretir las piezas del motor, conocido comunmente como fundir el motor, o bien un desgaste excesivo por funcionamiento en frío.

La presencia de la bomba de agua posibilita además un menor tamaño del radiador.






MecanicaFacil.info