Aire Acondicionado

El aire acondicionado dejo de ser un plus para convertirse en un componente común en los últimos años.
La función de éstos no sólo es mantener una temperatura adecuada sino tambíén eliminar mantener un aire limpio y con la humedad correcta.

Básicamente está constituído por un compresor, condensador, evaporador, filtro, válvula de expansión y presostato. Veamos ahora en detalle cada uno de éstos componentes.

El compresor tiene la función de recibir el fluido refrigerante, el cual se encuentra a baja presión y como vapor, para aumentar luego su presión y por consecuencia la temperatura de éste alrededor de 70°C, haciendo que el fluido se mantenga en estado gaseoso.

Los compresores actuales, conocidos como de cilindrada varible, hacen posible variar de forma gradual el volumne de gas impidiendo que se produzcan suministros en exceso lo que lleva a un ahorro de energía y una mayor vida útil del sistema.

En sistemas de aire acondicionados más antiguos podemos encontrarnos con compresores alternativos, axiales y rotativos, siendo todos éstos de cilindrada fija.

El condensador como su nombre lo señala es el encargado de condensar el fluido refrigerante a estado líquido, lo que se logra gracias a la corriente de aire que genera el electroventilador.

El evaporador provee una circulación de aire caliente que provoca el cambio del fluido a estado gaseoso, proceso en el cual así el calor del aire es absorbido por el fluido y eliminándose la humedad del aire, enviándose luego este aire al interior del coche.

El filtro captura impurezas, teniendo además la función de depósito de fluido ya que gracias a sustancias que posee en su interior, como el gel de sílice, permite detener humedad originada durante el funcionamiento.

La válvula de expansión provoca la pulverización del fluido dosificando adecuadamente éste y reduciendo la temperatura y presión del fluido.

Los presostatos son en realidad dispositivos que según la presión del sistema permiten o impiden la alimentación del circuito eléctrico.

En la ilustración a la izquierda podemos observar el esquema de un presostato para regular la alta presión.

Podemos observar el pasador que recibe el empuje deribado de la presión, y la acción de éste sobre el contacto móvil lo que permite interrumpir el pasaje de corriente ante presiones elevadas.






MecanicaFacil.info